Dietas asiáticas

Screenshot de recetasjaponesas.com

Screenshot de recetasjaponesas.com

Sus productos y alimentos son muy diferentes a los nuestros, tanto en sabor, como en textura o elaboración. En este caso te traemos algunas de las dietas asiáticas más extendidas y que dan más resultado. ¡No aptas para paladares tradicionales!

Diferentes sabores

Comenzamos por la dieta japonesa. Toda la comida japonesa se compone de alimentos muy saludables para el organismo, similar de alguna manera a la dieta mediterránea. Las personas japonesas forman parte de la sociedad más longeva del mundo, hecho totalmente aplicable a su alimentación y a su dieta. Completan su dieta con alimentos como el arroz, pescado y algas, un gran número de verduras y todo tipo de derivados de la soja, pueden llegar a comer hasta 30 tipos de alimentos en un solo día. Su gran secreto es que racionan mucho su comida, consumiendo todos los platos en pequeñas porciones (un conocido ejemplo es el sushi, que se consume en poca cantidad).

Dentro de una dieta japonesa, las calorías no superan las 2300 en los hombres y no llega a las 2000 en las mujeres.

Culturas y alimentos

Muy a destacar también la dieta rajástica, originaria de la India. Un lema común a la hora de comer en la India es el ‘Comer para vivir y no vivir para comer’. Además de ello involucra temas espirituales, ya que comiendo persiguen la unión entre cuerpo y espíritu. Utilizan muchas especias y salsas picantes, pero por otro lado eliminan todas las proteínas animales erradicando la carne, los huevos y el queso de su dieta. Consideras esenciales regalos de dios el ajo, el jenjibre y la cebolla. Si las comes las tres juntas amplifican todos sus efectos.

Seguimos con una gran aliada para perder peso, en este caso hablamos de la dieta hindú. Recurriendo a ella podemos llegar a perder hasta 4 kilos en dos semanas. No es apta para personas con tensión baja o con problemas de sodio. Se hace muy monótona y difícil de llevar. Al carecer de un gran número de vitaminas, como B12, D, Hierro, Calcio y A, no debe extenderse más de esas dos semanas. Se basa en no mezclar proteínas con carbohidratos y no pone límites, por lo que puedes comer tanto como necesites.

Estas son sólo algunas de las mejores dietas asiáticas, profundizaremos en cada una de ellas. ¿Habéis recurrido alguna vez a alguna?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *