Los beneficios de los zumos de frutas para enfrentarse al invierno

Mandarina Nadorcott ecológica, ideal para hacer un zumo

Mandarina Nadorcott ecológica, ideal para hacer un zumo

Uno de los productos que más beneficios nos aportan, en este sentido, es la fruta y debemos obligarnos a consumirla de manera habitual. Las cinco piezas de fruta al día como mínimo son básicas para cuidarnos en cualquier época del año, pero más aún durante el invierno.

La vida que llevamos llena de estrés y ajetreo no nos permiten muchas veces llevar una dieta equilibrada, y tendemos a comer snacks que lo único que hacen es perjudicarnos, subiéndonos el colesterol y llenando nuestro cuerpo de grasas.

Zumos con frutas ecológicas

Por eso hoy queremos hacer hincapié en la importancia del consumo de frutas, especialmente en forma de zumos, más aún si hacemos uso de las frutas ecológicas, las que son cultivadas de manera natural, sin ser sometidas a procesos con productos tóxicos que le restan sabor y propiedades.

Existen mútiples empresas que dicen dedicarse a este tipo de cultivos. Sin embargo, hemos de ser cuidadosos ya que no todas cumplen las normas establecidos para este proceso. Intentad escoged empresas que se dediquen al negocio de la fruta ecológica con mucha experiencia y que además cuiden el medioambiente para mejorar no solo nuestra salud individual, sino también la del planeta.

Diferentes tipos de zumo para prevenir dolencias

Pero hagamos un repaso por los zumos que mejor pueden ayudarnos a prevenir enfermedades durante el largo invierno:
– Zumo de arándanos para prevenir las infecciones de orina. El arándano cuenta con elementos que pueden evitar que las bacterias se queden en las vías urinarias y en la vejiga.
– Zumo de cerezas para la tendinitis. Si bien es cierto que puede ser algo costoso el prepararlo, los deportistas pueden prevenir muchas dolencias relacionadas con el sistema locomotor.
– Zumo de tomate, pepino y cebolla para no sufrir los efectos de la resaca. En Navidad especialmente cometemos excesos de todo tipo. Si no queremos sufrir sus consecuencias, lo ideal es mezclar estos tres elementos.
– Zumo de uva para los síntomas de congestión nasal. La uva tinta ayuda a paliar la congestión nasal y los estados gripales.
– Zumo de piña y jengibre para evitar el dolor de garganta. La mejor manera de bajar la inflamación.
– Zumo de naranja para el resfriado. Un zumo de naranja a la hora del desayuno ayuda a prevenir los catarros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *